Pequeño manifiesto de inicio de SOMOS LA RE-GENERACIÓN

Pequeño manifiesto de inicio de SOMOS LA RE-GENERACIÓN

Lo primero gracias por asistir a la reunión virtual del proyecto colaborativo y social SOMOS LA RE-GENERACIÓN, el primero que lanzamos desde Estelar. Me encantó veros, a muchos/as os conozco de años y a otros/as os vi por primera vez.

Gracias por vuestras aportaciones y entusiasmo, salí de la reunión muy reforzada, y con más ganas si cabe.

Espero que sea la primera semilla que genere muchos proyectos. Como os comentaba, el símil con la agricultura regenerativa me sirve para ilustrar de manera más tangible lo que envisiono con el proyecto.

La agricultura regenerativa se asegura de que la tierra para sembrar esté llena de nutrientes, porque de eso dependen las cosechas, y se aseguran de rotar los cultivos, y no usar ningún químico.
La tierra de este proyecto somos nosotros, los que vamos a nutrir el entorno en el que se planten todas las semillas. Semillas de las buenas, sin químicos, y de mucha variedad, para integrar muchas y diversas miradas y sensibilidades.

Os prometí un pequeño manifiesto o decálogo que había escrito para leeros y no me dio tiempo. Ahí va. Es también un germen de manifiesto, lo he escrito a vuelapluma.

1. La ventana de oportunidad
No vamos a tener ningún momento más oportuno para lanzar un proyecto que resuene con mucha gente e inicie un movimiento o un colectivo. Cuando pase la crisis la gente volverá a la normalidad y el momento se habrá perdido. Aprovechemos esta ventana de oportunidad.

2. El momento de transición
Este momento se puede ver como el cénit de una sociedad que ha tocado techo, que no se renueva y que no sabe cómo salir de la rueda de hámster, pero se puede ver también como una momento de transición hacia otro tipo de sociedad que empieza de manera embrionaria. Es decir, este momento no es el final, es el principio. Aprovechemos este cambio de ciclo.

3. Cambio de narrativa
Estamos en un momento en el que la gente está cambiando su narrativa, y hablando de lo que de verdad importa. Cuando una sociedad cambia su narrativa se cambia la cultura, y los cambios de cultura cambian el mundo. Hay que aprovechar y usar conscientemente un nuevo lenguaje, una nueva mirada, que esa ola no pare.

4. Las ganas y entusiasmo casi inocente
En otras circunstancias las palabras cambiar el mundo, sueños, reimaginar, hacer el bien, colaborar sonarían a hippies trasnochados. En estas circunstancias no suena tan raro, de hecho, hay miles de artículos, videos, entrevistas, etc, en internet que hablan de este cambio. Aprovechemos que ahora es más fácil que la gente escuche lo que tenemos que decir.

5. Cuidar lo más vulnerable y a los más vulnerables
Podemos poner a lo más vulnerable en el centro de todas las decisiones. No se trata de valorar y adorar el concepto de éxito en la vida sino de valorar y adorar el número de acciones que pongamos en marcha para favorecer lo más frágil. Aprovechemos las olas de solidaridad y cuidados que han nacido en esta época de vulnerabilidad.

6. Momento para las nuevas economías
Es momento de cooperativas, alianzas, nuevos modelos económicos, liderazgo distribuido, nodos, hubs, colectivos, el cielo es el límite. Aprovechemos las oportunidades que van a surgir en este sentido.

7. Momento para crecer individualmente
Con este cambio de mirada, de prioridades y de hábitos los primeros beneficiados somos nosotros/as, por todo lo que aprenderemos en cuanto a habilidades de liderazgo y empoderamiento. Aprovechemos para canalizar la impotencia y la rabia de manera positiva para crecer personalmente.

8. Hacer cosas a lo grande
Es momento de hacer las cosas de la manera más osada que podamos. Si no nos atrevemos ahora entonces nunca. Cuando la sociedad está en modo “cómodo y tranquilo” es más difícil que cuajen las revoluciones.

9. Redes sociales de verdad
Del 2010 al 2020 hemos visto la explosión de las redes sociales, redes que han desembocado más al escapismo y a lo comercial más que nada. El siguiente reto es el de las redes sociales que mejoran el mundo. Y lo mejor de todo es que ya estamos ligados por esas redes más superficiales, solo necesitamos usar todo ese poder de influencia que se ha creado en estos 10 años y llevarlo al poder efectivo para cambiar las cosas. Usemos lo que en inglés se llama “ripple effect”. Una persona influencia a 100, esas 100 a otras 100 con lo que ya son 1000 y así exponencialmente. Aprovechemos la red que ya tenemos montada para enfocarla a acciones tangibles.

10. Regenerar, reinventar, reimaginar, rescatar
Aprovechemos todos los “res” del mundo, ahora es el momento de aplicar el “re” en casi todas las facetas de nuestra vida, tanto personales como laborales y sociales. Es momento del RE-SET.

Y os dejo con la cita que he compartido en el documento de trabajo que hemos usado para la reunión:

” Otro mundo no sólo es posible. Ya está de camino, en días tranquilos lo puedo oír respirando.”
– Arundhati Roy –

 

Más, muy pronto.

Abrazo enorme!

 

Cristina Camarena.

P.D: si no habéis podido asistir a la reunión virtual no os preocupéis, habrá más y además os iré informando a través de la newsletter de todas las acciones que vamos a ir planteando. Podéis registraros haciendo click aquí.