Mi proyecto más personal

Mi proyecto más personal

Si digo estas frases
– Quiero cambiar el mundo.
– Imagina un mundo mejor.
– Tengo un sueño.
– Personas apasionadas y entusiastas.
– Esperanza y positividad.
Seguro que a muchos de vosotros/as os suenan naif y utópicas.
Algunos ya no habrán llegado a leer este párrafo que empiezo ahora. Al leer las frases anteriores se habrán marchado a hacer otra cosa, a darle al unfollow o a darse de baja de la newsletter.
Suele pasar.
Ojo, yo también me voy a otro sitio cuando empiezo a leer algo que no va conmigo, textos que no me resuenan.
Así es que si habéis leído hasta aquí será porque os veis alineados con lo que digo. Muchas quizás estáis en el mismo punto vital que yo.
Dicen que los humanos usamos el 10% de la capacidad que tiene nuestro cerebro. Yo diría que también usamos el 10% de la capacidad que tenemos de cambiar las cosas, de mejorar el mundo.
Rob Hopkins en su maravilloso libro “What if” muestra como a partir de la imaginación y su poder transformativo podemos cambiar la manera en que vivimos, trabajamos y conectamos.
En su libro hace un recorrido por las personas y comunidades que están reimaginando el mundo. Está lleno de ejemplos reales.
Hay muchas ciudades, pueblos, personas, empresas, comunidades, asociaciones que han empezado a transicionar hacia sistemas más beneficiosos para las personas y el planeta.
Cuando empecé a emprender pensé que estaba construyendo mi proyecto más personal pero es ahora 10 años después cuando me doy cuenta de que estaba usando solo el 10% de mi capacidad para hacer las cosas que realmente quiero hacer, que es cambiar y mejorar el mundo.
Todos vivimos con impotencia lo que está pasando en el mundo. Gente muriendo en el mediterráneo por el mero hecho de buscarse un futuro, el 50% de las especies extinguiéndose, el clima amenazando con destrucción a escala y un sinfín de crisis globales.
Hace 20 o 30 años nos hubiera explotado la cabeza si nos presentan este escenario delante de nuestros ojos, pero lo hemos ido asimilando poco a poco y gota a gota en una especie de efecto rana en el que no notas lo que está pasando hasta que ya es irreversible.
Mientras, nos evadimos de mil maneras para canalizar nuestra impotencia.
¿Y si en vez de evadirnos nos pusiéramos en acción? Esta es otra manera de canalizar nuestra impotencia.
Imagina el poder de todos los que nos hemos conectado a través de las redes poniéndonos en acción en vez de pasar los días haciendo scroll.
Mi nuevo proyecto está a punto de nacer. Es mi proyecto más personal, porque quiero que ese 10% de capacidad aumente a mi máximo potencial, y quiero animar a que vosotras, con quien llevo años compartiendo este espacio digital, a que lo aumentéis también.
Y que dentro de 10 años miremos atrás y veamos el principio de ir a más, de no conformarnos, ni evadirnos.
El principio de nuestros proyectos más potentes, más alineados con lo que nos dicen nuestras tripas.
Yo quiero trabajar para solucionar problemas, no pasar mis días consumiéndome con la impotencia. Siempre he llevado una inconformista dentro, es hora de que salga plenamente.
Sé que si has llegado leyendo hasta aquí tú también quieres maximizar tu potencial, y convertirte en la persona que quieres ser haciendo proyectos lo más personales posible.
Os espero en la nueva plataforma. Es una plataforma de formación para emprendedores que imaginan, que sueñan, que quieren tramar cosas buenas, en compañía.
Esta plataforma tiene una novedad y es un vivero de proyectos sociales y medioambientales que vamos a montar de forma colaborativa. Una vía para hacer posible lo que envisionamos, una red social, de verdad, una comunidad que co-crea y suma fuerzas para mejorar los problemas que nos afectan, que afectan a otras personas y que afectan al planeta.
El miércoles lanzamos. Os espero.
Para crear proyectos personales que mejoren las cosas y cambien el mundo.