Estoy ciego, por favor dame dinero

Estoy ciego, por favor dame dinero

Hola,

Espero que hayáis tenido un fin de semana agradable. Aquí en Altea ha llovido pero no ha durado mucho, mientras escribo este texto luce el sol.

Os debe haber descolocado el título. Es sobre una anécdota que descubrí en un curso que hice como alumna (yo también hago muchos cursos como alumna, es para mi la manera más rápida de crecer).

En el curso nos contaron esta anécdota. Cuentan que Charles Saatchi, de una de las agencias de publicidad más famosas del mundo vio un señor en la calle pidiendo dinero, con este cartel.

ESTOY CIEGO, POR FAVOR DAME DINERO

Se fijó en el y vio que no tenía mucho éxito.

Al poco tiempo lo volvió a ver y el cartel había cambiado y ahora decía

ESTOY CIEGO Y ES PRIMAVERA

En esta ocasión vio que tenía mucho más éxito.

Independientemente de que la anécdota sea cierta o inventada, aquí tenéis la diferencia entre vender y hacer marketing.

A veces con una única frase o en este caso anécdota puedes entender mejor las cosas que leyéndote un libro entero.

Pero la verdad es que para hacer buen marketing, yo he leído un montón de libros y he asistido a un montón de cursos y noto que con todo ese bagaje es cuando una sencilla frase hace click, no sé si la hubiera entendido del todo sin ese bagaje.

Esta semana cerramos la matrícula de nuestro Workshop Emprende con triple impacto, el curso del que os estoy hablando estos días y del que os estoy dando tanto la lata.

El marketing en este curso va a estar presente de manera transversal en todo lo que hagamos, porque cuando entiendes bien lo que es el marketing y cómo se ha de hacer ves que está presente en los negocios desde el minuto 1 y lo envuelve todo.

A mí me gusta tanto el marketing porque a través de esta disciplina que parece de entrada fría y agresiva he entendido un sinfín de cosas sobre comportamiento humano, que es lo que me gusta, y me atrevo a decir que sobre filosofía de vida.

Porque el marketing no está presente en en el negocio desde el minuto 1, está presente en la vida desde el minuto 1. Mi hijo cuando me quiere pedir algo ya me entra con la frase: “mamá, te voy a hacer un poco de marketing…”

Y en los proyectos sociales el marketing bien hecho es esencial, porque no se trata de vender, se trata de mostrar la importancia de las cosas, como hacía el señor ciego.

Podéis inscribiros al workshop haciendo clic aquí, Si tenéis alguna pregunta no dudéis en hacérmela escribiendo a hola@estelar.org.

Un abrazo y buena semana,

 

Cristina Camarena.

 

PS: esta semana vamos a hacer dos clases gratuitas en Zoom, una el martes y la otra el jueves, estad atentos, enviaremos la invitación por email. Si aún no estáis suscritos podéis hacerlo aquí.