Sin categoría

En cuanto podáis ved MAÑANA, un documental que os llenará de energía y entusiasmo y del que hablaremos mucho en Estelar.

Lo recomendaré a toda persona que quiera un mañana mejor y un mundo en el que otra manera de hacer las cosas es posible.

Lo podéis ver en Filmin, por solo 1.95 euros, y no, no somos patrocinadores de Filmin, pero hay que compartir las cosas que valen la pena.

Aquí os dejamos el enlace para verlo 🙂

Documental “Mañana”

 

Cristina Camarena.

Se habla mucho de volver a la normalidad, pero yo diría que la frase más adecuada sería “caminar hacia la normalidad”, no volver. No queremos volver al mundo que teníamos antes, queremos otro.

Como dice la gran Naomi Klein en un artículo reciente “La normalidad no es un lugar al que podamos volver: es un lugar que tenemos que construir juntos y un lugar por el que tenemos que luchar”. Naomi argumenta en esta entrevista que la normalidad tal y como vivíamos antes es una gran crisis, y ahora encima un gran caldo de cultivo para recortar aún más cosas.
El escenario pesimista que dibuja también se tiñe con optimismo “La buena noticia es que estamos en una mejor posición que en 2008 y 2009. Hemos trabajado mucho en los movimientos sociales durante estos años para crear plataformas de personas”.

Esas plataformas de personas han de seguir proliferando, y en eso estamos en ESTELAR, porque este país necesita plataformas de emprendedores/as, los eternos olvidados, y si encima somos emprendedores/as sociales mejor que mejor. Mejoraremos nuestras empresas, mejorando la vida de las personas y el planeta.

Como os comenté a muchas de vosotras en nuestra primera quedada virtual, nuestros esfuerzos ahora, aparte de achicar el agua del barco que se nos hunde es construir un nuevo barco, y este nuevo barco ha de construirse colaborativamente.

Porque solas no podemos con todo, ni deberíamos poder con todo, también está en juego nuestra salud, tanto mental como física, nuestro buen humor, nuestra energía y entusiasmo, y el sentido que queramos darle a nuestra vida en este nuevo camino que estamos empezando a andar ya hacia un lugar que no es la antigua normalidad.

 

 

 

Nuestros sueños pueden realizarse en solitario, pero no solas, acompañadas de un equipo, sea un equipo fijo o uno que colabora puntualmente.

Este mes vamos a abrir una membresía en ESTELAR, nuestro primer espacio para quien se quiera unir a esta comunidad. Será un espacio de pago, pero estamos barajando un precio muy asequible para todo el valor que vais a recibir.

Serán 6 meses de membresía que incluirán pertenecer a la comunidad, un foro de ayuda para conectar, aprender las unas de las otras, y colaborar, varios cursos cortos a elegir entre todos los cursos que haremos a lo largo de esos seis meses, una masterclass al mes, y cosas más intangibles, como ser el primer grupo que saldrá a los 6 meses con un proyecto o varios en el bolsillo, con unas habilidades nuevas, desaprendiendo y reaprendiendo lo que ahora necesitamos y una energía y entusiasmo renovado fruto de no estar sola ante el peligro, sino parte de algo más grande.

Una comunidad que colabora para mejorar las cosas y que ayuda a alejar la fragilidad en la que nos solemos encontrar. Los 6 meses y todo lo que incluyen costarán 250 euros, la mitad de los que costarán en 2021.

En nuestra newsletter además, vamos a ir publicando cada vez más contenido, también entrevistas con proyectos que nos gustan y son interesantes, también proyectos vuestros que iremos promocionando y diseminando. La newsletter será un instrumento al que sacarle mucho jugo.

A mediados de mes vamos a abrir la membresía, pero si os apetece, podéis enviar un email a hola@estelar.org y os la reservamos ya, las plazas son limitadas porque queremos atenderos a todas como hace falta para que le saquéis también todo el jugo.

Gracias de nuevo por venir el otro día a la primera quedada virtual, las que no la hayáis visto la podéis ver AQUÍ.

Seguiremos haciendo charlas de estas gratuitas también, la semana que viene os anunciaremos la próxima.

Un abrazo enorme,

Cristina Camarena.

Cualquier persona tiene en realidad un trabajo creativo, porque la creatividad no es solo dibujar, escribir, crear música, fotografiar sino imaginar, hacerse preguntas, crear nuevos modelos.

Por tanto todas somos creativas y podemos serlo aún más quizás no el sentido clásico de la palabra, sino en otro sentido. Más en el que comenta Seth Godin en su libro: “Linchpin”.

Un artista es alguien que da un paso, que idea e imagina, que no se conforma y no piensa que las cosas no pueden cambiar, que hace el trabajo emocional difícil de ponerse en situaciones desconocidas, proyectos que pueden funcionar o no, personas que desarrollan sus habilidades para encontrar soluciones a los problemas.

El proyecto “Transition Towns” está lleno de gente creativa, de artistas. Todas personas de a pie. En este proyecto se juntaron una comunidad de personas en la ciudad inglesa de Totnes y empezaron a hacerse preguntas del tipo ¿Te imaginas?, y a partir de ahí empezaron a nacer proyectos. La gente empezó a plantar árboles frutales en espacios públicos, a plantar verduras en la estación de tren, conectó a vecinos que querían atender huertos con vecinos que tenían jardín pero no lo estaban usando, hicieron un crowdfunding para comprar un molino, el primer molino en la ciudad de Totnes desde hacía más de 100 años y empezaron a moler granos autóctonos, organizaron un festival de comida que celebraba la comida que habían conseguido sembrar en Totnes.

Cuando los organizadores preguntaron a los participantes cuál era la parte que les gustaba más de ser parte del proyecto no decían que era el tema de solucionar el tema medioambiental, sino el sentimiento de pertenencia a una comunidad, la conexión con la gente. Sentirse parte de algo, o la historia de cambio que empezaba a nacer.

Una re-imaginación colectiva de lo que el futuro podía ser. La gente empezaba a contarse una historia distinta acerca de ellos mismos.

Y en el proceso, su sentido colectivo de lo que era posible empezó a cambiar.

Descubrieron que si suficiente gente se juntaba podían crear una historia diferente con experiencias colectivas de gente tratando de mejorar las cosas en la comunidad.

La belleza de “Transition” es que es un experimento. Nadie empezó con un guion en la mano.

En Totnes lo que quisieron hacer es encender una chispa en algo que desatascara el espíritu creativo, un nuevo sentimiento de posibilidad, una manera nueva y fresca de pensar en el futuro sin pensar que podría diseminarse a otros sitios. Pero sí que se diseminó.

Ahora el movimiento “Transition” existe en 50 paises. Cada grupo es diferente y emerge del espíritu y cultura de cada sitio.

Nuestro sector creativo puede ser más creativo, si aplica esta otra manera de ser artista, así de simple y así de complicado.

Todo lo importante es simple y complicado a la vez

El martes 31 de marzo nos juntaremos a las 18.00h en una reunión virtual llamada LABORATORIO DE LA IMAGINACIÓN. Nos vemos, tengo muchas ganas de compartir todo lo que he trabajado estos días para que vosotras os podáis unir a mi trabajo y avanzar juntas.

Cristina Camarena.


Ya tengo fecha para la reunión virtual de la que os he estado hablando estos días, será el martes 31 de marzo. Gratuito.

Ya somos casi 500 personas dispuestas a construir esta comunidad de personas que queremos reimaginar nuestros negocios, y enfocarlos de otra manera.

Como dice John Dewey, la imaginación podría definirse como la habilidad de ver las cosas como si pudieran ser de otra manera.

Mi idea con Estelar, además de la formación que haremos más adelante es que esta plataforma facilite la construcción de una comunidad de personas que conectan, colaboran e imaginan.

Porque esa nueva mirada imaginativa pasa por fundar negocios que dejan atrás los defectos que arrastramos como pequeños emprendedores desde hace años, problemas que se dan en gran medida por ir en solitario.

Con Estelar quiero ser lo que siempre he querido, solucionadora de problemas, facilitadora de cambio, imaginadora de nuevos negocios.

Este virus nos ha dicho: viéndoos cada día, trabajando en el mismo sitio, pudiendo colaborar codo a codo y sin restricciones no habéis sido capaces de cambiar el sistema. Os voy a quitar todas esas facilidades a ver si con mil limitaciones sois capaces de darle la vuelta al tema y re-inventar las escuelas, el comercio, las relaciones personales, la colaboración, las empresas, el medio ambiente…

A veces no somos imaginativas y creativas hasta que no necesitamos serlo.

Cristina Camarena

Empecé mi primer emprendimiento, Kireei, en 2008, el año de la anterior recesión económica global, y empiezo ahora Estelar también en un año que va a ser de recesión.

Los años complicados también pueden ver nacer proyectos, incluso puede que se encuentren circunstancias favorables en ello, aunque claro está, ahora es difícil ver las cosas con optimismo.

El mundo ha cambiado en tan solo dos semanas, pero antes que eso ya había cambiado. Muchos negocios ya estaban quedando obsoletos, y cerrando, y muchas maneras de funcionar con nuestros negocios necesitaban una actualización aunque lo fuéramos demorando.

Del miedo y el pesimismo no nos podemos librar, pero no deberíamos pasar la oportunidad de hacer ahora cosas que mejoren nuestra situación como emprendedoras, que signifiquen cambios en nuestro proyectos, aunque solo sean baby steps.

La semana que viene voy a hacer una reunión o MEET UP virtual sin coste alguno, os animo a venir.

Esta reunión no es solo para encontrar soluciones al momento actual porque no creo que haya recetas fáciles, también es para imaginar soluciones y empezar una transición hacia nuevos modelos, nuevas maneras de funcionar, nuevas colaboraciones.

Estas reuniones las voy a hacer cada X tiempo y estoy segura de que en ellas se sembraran muchas semillas que florecerán este año.

Se trata de actuar, y el primer paso es quitarnos esa pereza, miedo o desesperanza que tan a menudo nos arrastra a no dar el primer paso.

Os podéis apuntar en www.estelar.org en la casilla que veréis en medio de la web, recibiréis aviso por mail del día y la hora en la que haré la reunión virtual.

Dar el primer paso ya de por sí te energiza para dar muchos más.

Cristina Camarena

Sin duda los tiempos que vienen son tiempos en los que más que nunca necesitaremos pensar creativamente para encontrar soluciones para los pequeños emprendedores.

No sólo por el coronavirus.

Esto pasará, y espero que esta crisis sea el inicio de algo.

Llevamos años yendo cada uno por su lado, buscándonos la vida en solitario, haciendo cada uno lo que puede.

¡Cuánto más podríamos hacer uniendo fuerzas!

Construyendo comunidades intencionales, movimientos colectivos.

Hemos conseguido crear redes sociales en internet que nos unen de maneras totalmente inimaginables antes.

Sin embargo no hemos conseguido crear redes de apoyo, redes solucionadoras, comunidades intencionales.

Todos los que somos autónomos con una pequeña empresa vamos a sufrir en esta época. Una vez pasado el virus no podemos simplemente seguir como si nada hubiera pasado.

Mi visión para Estelar es esta: emprendedores sumando fuerzas y buscando soluciones colaborativamente.

Causas comunes, camaradería, fraternidad, unión, colectividad, gremios, comunidad son palabras que me gustaría que fueran, de nuevo, palabras de uso común.

¿Pueden los/las emprendedores/as cambiar el mundo?

En mi opinión podemos cambiar la cultura vista como los comportamientos, creencias, modelos y sistemas que usamos en nuestra sociedad. Y un cambio de cultura es el primer paso para cambiar el mundo.

¿Qué tal si re-inventamos esos modelos?

¿Te vienes a plantar las primeras semillas de esta comunidad intencional?

Decía Seth Godin en uno de sus últimos posts que ante los retos podemos hacer tres cosas. Reaccionar, responder e iniciar.

Reaccionar y responder es lo que solemos hacer pero la asignatura pendiente es iniciar.

La idea de ESTELAR nació antes de esta crisis del coronavirus porque sentimos que ya no podemos esperar para cambiar las cosas. El virus pasará pero no deberíamos quedarnos como estábamos antes de la crisis, y que esta sirva para algo, para INICIAR cambios en nuestros modelos de vida y en la manera en la que emprendemos y nos ganamos la vida.

En www.estelar.org puedes dejar tu mail en la casilla para seguir en contacto con esta comunidad y no perderte nuestros primeros pasos.

Co-crear es nuestro lema. ¿Te vienes?

Somos una plataforma de formación para emprededores con impacto social positivo.

No me voy a enrollar mucho hoy, ya lo he hecho en las últimas semanas, y lo seguiré haciendo espero que por muchos años porque este es un proyecto de vida.

Hoy solo quiero soltarlo de mi mano y que lo conozcáis y que os anotéis a la lista de correo, para que os pueda informar de cuando empiezan las actividades del 2020.

Cursos, jornadas, talleres, vivero de proyectos colaborativos, hay mucha tela que cortar y esto ocurrirá poco a poco y con buena letra.

Estelar sobre todo quiere ser una comunidad de personas colaborando en proyectos que mejoran el mundo.

Queremos que Estelar se convierta en una red social, de verdad. En un ecosistema de emprendedores que ayudan… y se ayudan.

Una plataforma donde pasan cosas.

Donde tramar cosas buenas.

Una red que conecta y une a las personas y consigue cambiar las cosas.

¿Os imagináis el poder que tienen las redes sociales hoy convertido en acciones sociales y medioambientales?

Hacer que nuestro trabajo y nuestros emprendimientos sean buenos para ti, para las personas y para el planeta. Triple impacto.

Esa es nuestra visión.

Porque ahora es cuando más lo necesitamos.

Bienvenidos/as a Estelar.

Si digo estas frases
– Quiero cambiar el mundo.
– Imagina un mundo mejor.
– Tengo un sueño.
– Personas apasionadas y entusiastas.
– Esperanza y positividad.
Seguro que a muchos de vosotros/as os suenan naif y utópicas.
Algunos ya no habrán llegado a leer este párrafo que empiezo ahora. Al leer las frases anteriores se habrán marchado a hacer otra cosa, a darle al unfollow o a darse de baja de la newsletter.
Suele pasar.
Ojo, yo también me voy a otro sitio cuando empiezo a leer algo que no va conmigo, textos que no me resuenan.
Así es que si habéis leído hasta aquí será porque os veis alineados con lo que digo. Muchas quizás estáis en el mismo punto vital que yo.
Dicen que los humanos usamos el 10% de la capacidad que tiene nuestro cerebro. Yo diría que también usamos el 10% de la capacidad que tenemos de cambiar las cosas, de mejorar el mundo.
Rob Hopkins en su maravilloso libro “What if” muestra como a partir de la imaginación y su poder transformativo podemos cambiar la manera en que vivimos, trabajamos y conectamos.
En su libro hace un recorrido por las personas y comunidades que están reimaginando el mundo. Está lleno de ejemplos reales.
Hay muchas ciudades, pueblos, personas, empresas, comunidades, asociaciones que han empezado a transicionar hacia sistemas más beneficiosos para las personas y el planeta.
Cuando empecé a emprender pensé que estaba construyendo mi proyecto más personal pero es ahora 10 años después cuando me doy cuenta de que estaba usando solo el 10% de mi capacidad para hacer las cosas que realmente quiero hacer, que es cambiar y mejorar el mundo.
Todos vivimos con impotencia lo que está pasando en el mundo. Gente muriendo en el mediterráneo por el mero hecho de buscarse un futuro, el 50% de las especies extinguiéndose, el clima amenazando con destrucción a escala y un sinfín de crisis globales.
Hace 20 o 30 años nos hubiera explotado la cabeza si nos presentan este escenario delante de nuestros ojos, pero lo hemos ido asimilando poco a poco y gota a gota en una especie de efecto rana en el que no notas lo que está pasando hasta que ya es irreversible.
Mientras, nos evadimos de mil maneras para canalizar nuestra impotencia.
¿Y si en vez de evadirnos nos pusiéramos en acción? Esta es otra manera de canalizar nuestra impotencia.
Imagina el poder de todos los que nos hemos conectado a través de las redes poniéndonos en acción en vez de pasar los días haciendo scroll.
Mi nuevo proyecto está a punto de nacer. Es mi proyecto más personal, porque quiero que ese 10% de capacidad aumente a mi máximo potencial, y quiero animar a que vosotras, con quien llevo años compartiendo este espacio digital, a que lo aumentéis también.
Y que dentro de 10 años miremos atrás y veamos el principio de ir a más, de no conformarnos, ni evadirnos.
El principio de nuestros proyectos más potentes, más alineados con lo que nos dicen nuestras tripas.
Yo quiero trabajar para solucionar problemas, no pasar mis días consumiéndome con la impotencia. Siempre he llevado una inconformista dentro, es hora de que salga plenamente.
Sé que si has llegado leyendo hasta aquí tú también quieres maximizar tu potencial, y convertirte en la persona que quieres ser haciendo proyectos lo más personales posible.
Os espero en la nueva plataforma. Es una plataforma de formación para emprendedores que imaginan, que sueñan, que quieren tramar cosas buenas, en compañía.
Esta plataforma tiene una novedad y es un vivero de proyectos sociales y medioambientales que vamos a montar de forma colaborativa. Una vía para hacer posible lo que envisionamos, una red social, de verdad, una comunidad que co-crea y suma fuerzas para mejorar los problemas que nos afectan, que afectan a otras personas y que afectan al planeta.
El miércoles lanzamos. Os espero.
Para crear proyectos personales que mejoren las cosas y cambien el mundo.