Sin categoría


Puede que te interese esta tormenta de ideas

Todos los proyectos que he “parido” desde que empecé en esto de buscar un proyecto laboral que también fuera un proyecto de vida los he empezado con un largo listado en plan tormenta de ideas de lo que yo quería que fuera su ADN.Cuando haces esto no solo estás poniendo foco y claridad, dos cosas indispensables a la hora de empezar un proyecto, también estás ya haciendo muchas de las cosas que necesitas hacer a posteriori.

Vease:
Estás perfilando la misión, la visión, los valores, el storytelling, el copy y todas esas cosas que luego te van a servir para diseñar, desarrollar y comunicar tu proyecto.

Esas primeras sesiones de tormenta de ideas son una mina de oro. Porque además, aun no estás contaminado por otras cosas que vendrán después, como hacer que el proyecto chute económicamente, o pensar en cosas más tangibles e incómodas.

Ahora que estamos a punto de lanzar la primera formación de la plataforma para emprendedores ESTELAR he vuelto a aquella primera tormenta de ideas, aquí la tenéis.

Creo que la mayoría de los personas que se formarán en esta primera convocatoria se alinearán con este ADN, sea el proyecto que sea el que lancéis o queráis mejorar.

Por cierto, ya tenemos 50 personas en la pre-reserva, la matrícula se abre oficialmente la semana que viene. Solo habrá 125 plazas y este curso excepcional para una época excepcional solo lo haremos una vez este año y a mitad de precio, 250 euros en vez de los 500 que realmente debería costar por todo el valor que le vamos a meter.

Si queréis pre-reservar solo tenéis que enviar un email a hola@estelar.org sin compromiso.

Estoy segura de que las 50 personas que ya estáis interesadas lo estáis porque todo lo que hemos hecho hasta ahora en ESTELAR os ha resonado.

Esa es otra de las cosas para la que os servirá hacer esta tormenta de ideas, para alinear rápidamente vuestro proyecto con su cliente natural.

¿DE QUÉ VA ESTELAR, CUÁL ES SU ADN?

  • Va de CAMBIO.
  • Va de pasar a la acción.
  • De impacto social y medioambiental positivo.
  • De colaboración, de progresar juntos.
  • De mejorar las cosas haciendo cosas mejores.
  • De hacer trabajo significativo, que importe, que tenga peso.
  • De “caring”, de que te importe lo que haces con tu vida y lo que aportas al mundo.
  • Va de profundidad y largo plazo.
  • Va de hacer trabajo del que te puedas sentir orgulloso.
  • Va de cambiar la cultura empresarial para poner en el centro a las personas y al planeta y no solo al retorno económico.
  • Va de la importancia de Be, do, have. Ser primero, hacer después, tener finalmente.
  • Va de empresas con un propósito, que sepan bien su porqué y su pare qué.
  • Va de solucionar problemas que sabemos que se pueden solucionar, de reparar sistemas rotos que sabemos que están ahí funcionando desde hace siglos.
  • Va de la alegría y el bienestar de la gente que puede autoocuparse con un trabajo que le resulte significativo.
  • Va de la sabiduría y crecimiento que experimentamos cuando hacemos trabajo profundo.
  • Va de protestar de la mejor manera que uno puede protestar: cambiando las cosas.
  • De vivir la vida que quieres vivir.
  • De ayudar a los demás.
  • De alcanzar nuestro potencial.
  • Va de comunidad.
  • Va de ser facilitadores.
  • Va de empresas resilentes capaces no solo de sobrevivir en un mundo cambiante sino de capitalizar el cambio.
  • Va de darle impulso a proyectos innovadores y sociales.
  • Va de construir empresas en las que el cliente es parte de, no solo cliente de.
  • Va de dar, no solo recibir.
  • Va del poder de los negocios como motor para la mejora del mundo.
  • Va de hacer productos/servicios que encajan en los sueños y deseos de la gente, que les inspiran y les mueven.
  • De apertura y generosidad.
  • Va de solucionar problemas y reparar sistemas rotos.
  • Va de aprender de los que ya han hecho el camino que tú quieres hacer.
  • Va de aumentar no solo el impacto social de tu empresa sino también de aumentar el crecimiento económico de la empresa para así poder impactar mas en el mundo.
  • Va de crear programas centrados en el “learning by doing” que sirvan de alto rendimiento para desarrollar las capacidades y habilidades de los emprendedores.
  • Va de hacerlo posible.

Cristina Camarena.

En ESTELAR está todo preparado para lanzar nuestra primera formación para emprendedores

¿Te sientes identificado con alguna de estas situaciones?:

1.- Llevas tiempo queriendo emprender, pero no acabas de encontrar la idea y tampoco sabes cómo darle forma.

2.- Tienes un emprendimiento en mente, pero no ha cogido suficiente fuerza porque sabes que te falta equipo, recursos, y un enfoque más relevante.

3.- Has hecho un montón de formaciones, pero te has deshinchado por el camino y no has conseguido llegar hasta el final.

4.- Sientes frustración porque no has terminado los cursos de formación que has hecho hasta ahora por falta de motivación y acompañamiento.

5.- Te cuesta ampliar tu horizonte, cambiar las perspectivas y encontrar a las personas que te pueden ayudar a conseguirlo.

6.- Quieres orientar tu negocio hacia el impacto social, pero no tienes ni idea de cómo hacerlo.

 

Con la crisis que estamos viviendo ha llegado el momento de abandonar la sensación de seguridad y certeza y empezar a construir resiliencia tanto personal como laboral.

En breve vamos a abrir la matrícula de la primera formación para emprendedores de Estelar.

Se trata de un workshop especial que consta de de 3 meses de formación + 3 de membresía.

Lo hemos llamado:

EMPRENDE CON TRIPLE IMPACTO

Diseña un negocio rentable y social, relevante para los nuevos tiempos.

El workshop te ayudará a diseñar tu negocio con triple impacto: bueno para ti, bueno para las personas, y bueno para el planeta.

Además, aprenderás en comunidad de emprendedores con los que colaborar para hacerlo posible.

En ESTELAR pensamos que esta fortaleza la podemos construir ahora mismo mucho mejor en COMUNIDAD, en grupos de personas que conectan para colaborar y nutrirse y poner la base de lo que serán estructuras empresariales mucho más fuertes.

Y la podemos construir con proyectos que tengan un enfoque de impacto social y medioambiental positivo, para ser parte de la solución y no el problema.

Tenemos muchas ganas de estrenarnos con el primer grupo que se formará en la plataforma ESTELAR.

Por eso para esta primera convocatoria vamos a lanzar la formación rebajada al 50%.

El workshop cuesta 250 euros. Y solo habrá una convocatoria este año. En la segunda convocatoria costaría 500 euros.

Pronto compartiremos contigo toda la información sobre esta formación para que os acabéis de decidir.

Ya tenemos 40 reservas y el workshop es para un máximo de 125 personas.

Si quieres reservar plaza escríbenos a hola@estelar.org y te informaremos.

 

Un abrazo y buen fin de semana,

 

Cristina Camarena

 

PS: Paralelamente estamos desarrollando el proyecto colaborativo y social #somoslaregeneración. Pronto os mandaremos noticias para que sepáis cuáles serán los siguientes pasos

 

Lo primero gracias por asistir a la reunión virtual del proyecto colaborativo y social SOMOS LA RE-GENERACIÓN, el primero que lanzamos desde Estelar. Me encantó veros, a muchos/as os conozco de años y a otros/as os vi por primera vez.

Gracias por vuestras aportaciones y entusiasmo, salí de la reunión muy reforzada, y con más ganas si cabe.

Espero que sea la primera semilla que genere muchos proyectos. Como os comentaba, el símil con la agricultura regenerativa me sirve para ilustrar de manera más tangible lo que envisiono con el proyecto.

La agricultura regenerativa se asegura de que la tierra para sembrar esté llena de nutrientes, porque de eso dependen las cosechas, y se aseguran de rotar los cultivos, y no usar ningún químico.
La tierra de este proyecto somos nosotros, los que vamos a nutrir el entorno en el que se planten todas las semillas. Semillas de las buenas, sin químicos, y de mucha variedad, para integrar muchas y diversas miradas y sensibilidades.

Os prometí un pequeño manifiesto o decálogo que había escrito para leeros y no me dio tiempo. Ahí va. Es también un germen de manifiesto, lo he escrito a vuelapluma.

1. La ventana de oportunidad
No vamos a tener ningún momento más oportuno para lanzar un proyecto que resuene con mucha gente e inicie un movimiento o un colectivo. Cuando pase la crisis la gente volverá a la normalidad y el momento se habrá perdido. Aprovechemos esta ventana de oportunidad.

2. El momento de transición
Este momento se puede ver como el cénit de una sociedad que ha tocado techo, que no se renueva y que no sabe cómo salir de la rueda de hámster, pero se puede ver también como una momento de transición hacia otro tipo de sociedad que empieza de manera embrionaria. Es decir, este momento no es el final, es el principio. Aprovechemos este cambio de ciclo.

3. Cambio de narrativa
Estamos en un momento en el que la gente está cambiando su narrativa, y hablando de lo que de verdad importa. Cuando una sociedad cambia su narrativa se cambia la cultura, y los cambios de cultura cambian el mundo. Hay que aprovechar y usar conscientemente un nuevo lenguaje, una nueva mirada, que esa ola no pare.

4. Las ganas y entusiasmo casi inocente
En otras circunstancias las palabras cambiar el mundo, sueños, reimaginar, hacer el bien, colaborar sonarían a hippies trasnochados. En estas circunstancias no suena tan raro, de hecho, hay miles de artículos, videos, entrevistas, etc, en internet que hablan de este cambio. Aprovechemos que ahora es más fácil que la gente escuche lo que tenemos que decir.

5. Cuidar lo más vulnerable y a los más vulnerables
Podemos poner a lo más vulnerable en el centro de todas las decisiones. No se trata de valorar y adorar el concepto de éxito en la vida sino de valorar y adorar el número de acciones que pongamos en marcha para favorecer lo más frágil. Aprovechemos las olas de solidaridad y cuidados que han nacido en esta época de vulnerabilidad.

6. Momento para las nuevas economías
Es momento de cooperativas, alianzas, nuevos modelos económicos, liderazgo distribuido, nodos, hubs, colectivos, el cielo es el límite. Aprovechemos las oportunidades que van a surgir en este sentido.

7. Momento para crecer individualmente
Con este cambio de mirada, de prioridades y de hábitos los primeros beneficiados somos nosotros/as, por todo lo que aprenderemos en cuanto a habilidades de liderazgo y empoderamiento. Aprovechemos para canalizar la impotencia y la rabia de manera positiva para crecer personalmente.

8. Hacer cosas a lo grande
Es momento de hacer las cosas de la manera más osada que podamos. Si no nos atrevemos ahora entonces nunca. Cuando la sociedad está en modo “cómodo y tranquilo” es más difícil que cuajen las revoluciones.

9. Redes sociales de verdad
Del 2010 al 2020 hemos visto la explosión de las redes sociales, redes que han desembocado más al escapismo y a lo comercial más que nada. El siguiente reto es el de las redes sociales que mejoran el mundo. Y lo mejor de todo es que ya estamos ligados por esas redes más superficiales, solo necesitamos usar todo ese poder de influencia que se ha creado en estos 10 años y llevarlo al poder efectivo para cambiar las cosas. Usemos lo que en inglés se llama “ripple effect”. Una persona influencia a 100, esas 100 a otras 100 con lo que ya son 1000 y así exponencialmente. Aprovechemos la red que ya tenemos montada para enfocarla a acciones tangibles.

10. Regenerar, reinventar, reimaginar, rescatar
Aprovechemos todos los “res” del mundo, ahora es el momento de aplicar el “re” en casi todas las facetas de nuestra vida, tanto personales como laborales y sociales. Es momento del RE-SET.

Y os dejo con la cita que he compartido en el documento de trabajo que hemos usado para la reunión:

” Otro mundo no sólo es posible. Ya está de camino, en días tranquilos lo puedo oír respirando.”
– Arundhati Roy –

 

Más, muy pronto.

Abrazo enorme!

 

Cristina Camarena.

P.D: si no habéis podido asistir a la reunión virtual no os preocupéis, habrá más y además os iré informando a través de la newsletter de todas las acciones que vamos a ir planteando. Podéis registraros haciendo click aquí.

No queremos olvidar todo lo que hemos dicho que haremos cuando volvamos. No podemos olvidarlo, después de tanto sufrimiento, y no podemos ignorar que el mundo que queremos dejar atrás es un sistema endemoniado y no sirve para cuidar a los más vulnerables ni para hacer feliz a la inmensa mayoría de la humanidad.

No tenemos plan pero el virus nos ha brindado la posibilidad de hacer un reset.  Después de tanto sufrimiento hace falta dar un paso adelante y empezar a hacer cambios profundos.

Los hábitos no son más que decisiones.

¿Qué queremos llevarnos de los hábitos que se han establecido estos dos o tres meses al mundo que tendremos cuando podamos llevar una vida más o menos normal?

¿Cómo visualizamos el mundo dentro de 10 años, cuando nuestros hijos sean jóvenes adultos que cogen nuestro relevo?

Hoy queremos empezar a caminar hacia ese mundo.

La impotencia, ansiedad y el enfado hay que canalizarlos hacia la acción, la unión de fuerzas, las ideas creativas.

Necesitamos ser osados y decididos y actuar en proporción de los retos a los que nos enfrentamos y apuntar al futuro que queremos. Ser más creativos, los poderes de la creatividad humana son ilimitados y estar más unidos porque la unión hace la fuerza.

Podemos cambiar los hábitos, y no necesitamos esperar a la siguiente catástrofe para hacerlo. Necesitamos empezar ya.

Después de la perdida viene la renovación. Crear un colectivo reimaginando lo que el futuro podría ser.

El mundo al que queremos volver es:

Un mundo en el que los abuelos son vistos como sabios, y se facilita que pasen su sabiduría a la gente más joven.

Un mundo en el que la gente de a pie está más organizada en comunidades de conexión y ayuda

Un mundo que viaja lo más sostenible posible.

Un mundo lleno de individuos reduciendo su huella de carbono.

Un mundo con ciudades verdes, llenas de iniciativas regenerativas, corredores para las abejas, huertos urbanos, etc.

Un mundo en el que la bicicleta (o similares) es el principal medio de transporte.

Un mundo lleno de tontos y soñadores, fools and dreamers.

Un mundo que valora e impulsa el mundo rural, que conserva las tradiciones artesanales, que pone en marcha en el mundo rural del siglo XX proyectos innovadores del S XXI.

Un mundo donde los jóvenes tengan oportunidades, y puedan desarrollar sus pasiones, talentos y esencia sin meterse en la rueda de hámster.

Un mundo que preserva los entornos naturales, y la biodiversidad como elementos sagrados que no se pueden alterar.

Un mundo en el que la formación en artesanía, música, arte, teatro, etc tiene la misma importancia que otras disciplinas.

Un mundo que hace posible lo que nos han hecho creer que es imposible.

Un mundo en el que se pueda conseguir lo que necesitas y aportar lo que puedas.

Un mundo en el que se forman comunidades de individuos que se cuidan entre ellos y ayudan a otras comunidades a hacer lo mismo.

Un mundo en el que volvemos a conectar con la naturaleza, una conexión que nunca se debería haber perdido.

Un mundo en el que volvemos a conectar con nosotros mismos, con la esencia que teníamos en estado puro al nacer, una conexión que nunca se debería haber perdido.

Un mundo en el que el conocimiento indígena se preserva como la llave para la regeneración del mundo natural y de nuestra consciencia de seres interdependientes.

Un mundo en el que los sistemas económicos, políticos y sociales trabajan a favor del individuo no en contra.

Un mundo en el que cada humano encuentra su camino personal sin interferir, juzgar o dañar los caminos personales de los demás.

Y podríamos escribir miles de frases como estas.

El martes 21 de abril a las 16.00h hemos organizado una quedada virtual en Zoom para empezar a construir el proyecto SOMOS LA RE-GENERACIÓN juntas, colectivamente, para poner las primeras semillas después del reset que muchas queremos hacer después de esta crisis.

La quedada es gratuita.

Para poder asistir necesitas anotarte a la newsletter de www.estelar.org en la casilla del centro de la web. Enviaremos invitación a la quedada a través de esa newsletter.

Te esperamos. Somos la re-generación.

Un abrazo y buen domingo!

 

Cristina Camarena.

 

“Tenemos que reinventar lo que significa la economía.”

(John Ralston Saul)

 

Seguro que habéis leído estos días numerosos artículos de los grandes pensadores, filósofos, sociólogos, etc como John Ralston Saul recalcando la gran necesidad que tenemos en estos momentos.

La necesidad de reinventar la economía, los modelos de negocio, reimaginar sistemas que repartan la riqueza y que creen impacto positivo.

Comenta Ralston Saul que en los últimos años todos los beneficios que han generado los avances tecnológicos han ido a parar a unos pocos bolsillos. Mientras que los autónomos, los productores, los agricultores cada vez son más pobres.

Y habla de la importancia del cooperativismo. Porque el movimiento cooperativista descentraliza el poder económico.

Nosotros en Estelar pensamos que el cooperativismo es una buena vía también para montar negocios más fortalecidos, menos en solitario, con más recursos, tanto por la inteligencia colectiva que crean como por la suma de fuerzas.

Y también más sanos para la tranquilidad personal, para el reparto de trabajo, para que todo no recaiga sobre los hombres de una única persona.

Y más creativos, con más cabecitas pensantes para crear proyectos de nueva hornada, relevantes a esta época que vivimos.

Y quien dice cooperativismo dice otras maneras de organizarse colaborativamente.

La formación de Estelar no va a ser un curso al uso en plan “ingresa seis cifras en tres meses”, va a ser una formación para sentar los cimientos de proyectos de impacto social y medioambiental.

Proyectos que aunque los lances en solitario y tengan tu visión, te puedas organizar para no lanzarlos sola. Porque no es lo mismo emprender en solitario que emprender sola.

En Estelar van a estar las personas que te acompañarán en ese paso que quieres dar para emprender con impacto.

En unos 10 días abrimos matrícula. Las plazas son limitadas porque es una formación en grupo pequeño, con mucho acompañamiento. Costará solo 250 euros, la mitad de lo que costará la segunda promoción. Queremos ayudar ahora a las valientes que se atrevan a dar ese paso hacia una nueva manera de emprender o los que queráis desatacar vuestros negocios. Podéis escribirnos a hola@estelar.org y os daremos más información.

Ya tenemos 30 reservas y el grupo se cerrará cuando lleguemos a 125 alumnos.

Ahora es el momento de dar ese paso que llevas tiempo queriendo dar. Si no es ahora, ¿cuándo? Si no somos nosotros, ¿quién?

 

Cristina Camarena.

estelar

Dime cuánto cambias y te diré cuanto avanzas. Este es un refrán a la antigua usanza que me acabo de inventar inspirado en la cita que comparto.

Porque cambiar no es dejar de ser una misma, sino avanzar, crecer, progresar.

Siendo quién eres pero hacia adelante.

Podemos cambiar de manera forzada, como ha ocurrido durante esta crisis, en la que no hemos tenido más remedio que recluirnos en casa por fuerza mayor. Comentaba Elizabeth Gilbert, lo contradictorio que es el ser humano que por una parte tiene un gran miedo y reticencia a cambiar y sin embargo tiene un gran poder de adaptación y en condiciones de necesidad cambia rápidamente.

Pero también podemos cambiar porque lo elegimos, poniéndole intención.

Este cambio cuesta más, porque nadie nos obliga a hacerlo. Comporta dar un paso, y luego otro, y luego otro, y no desfallecer.

La fuerza de voluntad no funciona, los propósitos que nos hacemos pronto pierden fuelle.

Tampoco la pasión. Cuántas cosas hay que nos apasionan pero no conseguimos comprometernos del todo con ellas.

Últimamente he leído a varios autores proponiendo que el cambio se produce con los hábitos. Tomando baby steps, pequeños pasos y convirtiéndolos en hábitos de manera que acabamos integrándolos sin darnos cuenta, y sin abandonar.

Otros autores hablan de la curiosidad. Mete el hocico en aquellas cosas que de alguna manera te hacen vibrar y poco a poco, con la fuerza de convertirlo en hábito, acabará dibujándose tu camino.

Lo que sí que nos tiene que apasionar, y por lo que si que necesitamos fuerza de voluntad es por el hecho mismo de cambiar.

Eso es en mi humilde opinión lo que hay que abrazar, el cambio en sí. Querer cambiar, no necesitamos nada más.

Como dice la cita, cada nivel de tu vida demandará un nuevo tú. A mi me apasiona esa idea de crecimiento, de aprendizaje, de cambio. Sea con baby steps o con retos que me sean difíciles y duelan.

En unas semanas abriremos la matrícula de la formación de Estelar, una formación que no es un curso al uso. Va a ser una formación estilo workshop con una membresía de 6 meses para formar parte de la comunidad, para aprender haciendo y hacerlo en compañía.

Y sí, serán baby steps, para que la formación se convierta en un hábito y que el día menos pensado os reconozcáis como un nuevo tú y de repente con esas suma de pequeños hitos tendréis un gran cambio, el que os lleve a vuestro nuevo vosotros.

Porque en estos momentos esto es lo que más va a demandar tu vida, ese paso intencional que te haga crecer, a ti y a tu trabajo.

Podéis enviar un email a hola@estelar.org y os daremos más información de la formación y la podréis pre-reservar para ser los primeros en matricularos, las plazas serán muy limitadas para que sea un formación en grupo pequeño y tengáis la atención necesaria para haceros esa hoja de ruta que ahora necesitáis para llevar vuestro trabajo al siguiente nivel, a ese nivel que demanda un nuevo tú.

 

 

Cristina Camarena.

 

“Estamos forzados a abandonar la economía estilo rueda de hamster del viejo mundo e iniciar una nueva manera de estar donde podemos soñar y crear”.
-Berry Liberman-

Estos días leo mucho a mis referentes, son como mis salvavidas en tiempos de incertidumbre y angustia.

Uno de ellos es la revista Dumbo Feather, una maravillosa revista australiana a la que estoy suscrita. Esta revista entrevista a las personas que más están haciendo en estos momentos para cambiar el paradigma actual. Las personas que abren camino para los demás.

En esta época tan extraña ato cabos más que nunca y veo con claridad hacia dónde dirigir mis pasos.

Ya lo tenía bastante claro cuando hace un año enfoqué la editorial al retorno social y medioambiental, y empecé a preparar lo que ahora es ESTELAR la plataforma para emprendedores/as que colaboran para mejorar el mundo.

Berry Liberman es la editora de Dumbo Feather. Esta cita que veis fue una frase que dijo hace poco en una conversación online con sus lectores en la que hablaron de este momento que vivimos.

Estos días también escucho bastantes podcasts, algunos para recomendar acciones en el corto plazo, para las pequeñas (y grandes) empresas, porque está claro que hay que achicar el agua del barco que naufraga.

En la mayoría de las conversaciones se dibujan dos escenarios, que seguramente ocurrirán en paralelo cuando empiece de nuevo la actividad económica.

El primero será el de “sálvese quién pueda”. Vamos a vivir una época en la que el corto plazo será de una estrategia comercial agresiva con rebaja de precios masiva, para poder recapitalizar las empresas de manera rápida y sacar stocks. El segundo será el del largo plazo. Muchas empresas empezarán a hacer cambios profundos para preparar sus negocios para la nueva era. Cambiará la conversación, cambiarán los modelos de negocio y sobre todo se abrirá un gran espacio para soñar y crear.

En ESTELAR lógicamente pondremos en marcha la formación en breve, y lo haremos con una promoción que supondrá para los primeros alumnos un gran descuento, porque es momento de hacer eso, pero en el corazón de nuestro modelo de negocio está el segundo escenario: soñar y crear.

Y sobre  todo hacerlo CON vosotras, en esta plataforma de formación que llega en el momento adecuado, porque es hora de construir esta comunidad de pequeñas empresas que colaboran y miran al largo plazo, sin descuidar el corto.

En dos semanas aproximadamente abriremos la matrícula para el programa de formación ESTELAR de 6 meses, ya tenemos bastantes reservas y las plazas son limitadas. Podéis enviar un e-mail a hola@estelar.org y os contaremos más.

No vamos a descuidar ni el corto plazo ni el largo. En el corto es momento de dar pasos decididos para abrir la puerta hacia el largo. Espero que lo hagáis con nosotros.

Vamos a hacer todo lo posible para fortalecer nuestra empresa y ayudaros a fortalecer la vuestra o guiaros para lanzarla si aún no habéis emprendido.

Por cierto, en el largo plazo habrá un 80% de la población autoempleada. Es momento también de abrir esa puerta y empezar a co-crear y co-soñar.

 

Cristina Camarena.

En el maravilloso proyecto “Boulder Centre of Resilience” definen RESILIENCIA así:

“La resiliencia es moverse hacia adelante en vez de mirar hacia el pasado. Realmente es moverse hacia adelante juntos”. Prudence Carter

“Para mi…de lo que se trata en realidad es de construir relaciones y compartir recursos”. Nancy Edelstein.

“La resiliencia es la capacidad de responder de manera efectiva a los desastres”. Garry Sanfaçon

Hacer contactos antes de que los necesites”. Virginia Schultz

El concepto de resiliencia nació el siglo pasado para referirse a la capacidad de adaptarse a un golpe tremendo, o la capacidad de soportar circunstancias negativas y salir incluso reforzado.

La respuesta a fenómenos naturales, a los efectos del cambio climático, a luchas políticas y sociales, a las necesidades no satisfechas de las comunidades.

Y en el caso presente, a la crisis que estamos pasando.

Estelar va de esto, entre muchas otras cosas.

Va de juntarse para ser más fuertes, en pocas palabras.

Podemos ver el mundo como una batalla individual para seguir adelante, o bien como un montón de recursos y abundancia que pueden sumar en vez de restar.

Es una mirada nueva, es mirar el mundo a través de otro prisma.

El prisma del aprendizaje mutuo, la flexibilidad para poder adaptarse rápido, la unión de muchos para hacer cosas más grandes y con impacto.

En Estelar queremos facilitar la creación de proyectos resilientes.

Cooperativas de microempresas, por ejemplo, para que una pueda tener su proyecto unipersonal como hasta ahora pero bajo un paraguas que cobija a otras personas y se nutre de todas ellas.

Y esto es solo un ejemplo. Si os apetece, anotaos a nuestra newsletter aquí para recibir de manera continuada y frecuente muchos más ejemplos y las fechas en las que abriremos las puertas para formar parte de la comunidad.

Un abrazo,

Cristina Camarena.