“Tenemos que reinventar lo que significa la economía.”

(John Ralston Saul)

 

Seguro que habéis leído estos días numerosos artículos de los grandes pensadores, filósofos, sociólogos, etc como John Ralston Saul recalcando la gran necesidad que tenemos en estos momentos.

La necesidad de reinventar la economía, los modelos de negocio, reimaginar sistemas que repartan la riqueza y que creen impacto positivo.

Comenta Ralston Saul que en los últimos años todos los beneficios que han generado los avances tecnológicos han ido a parar a unos pocos bolsillos. Mientras que los autónomos, los productores, los agricultores cada vez son más pobres.

Y habla de la importancia del cooperativismo. Porque el movimiento cooperativista descentraliza el poder económico.

Nosotros en Estelar pensamos que el cooperativismo es una buena vía también para montar negocios más fortalecidos, menos en solitario, con más recursos, tanto por la inteligencia colectiva que crean como por la suma de fuerzas.

Y también más sanos para la tranquilidad personal, para el reparto de trabajo, para que todo no recaiga sobre los hombres de una única persona.

Y más creativos, con más cabecitas pensantes para crear proyectos de nueva hornada, relevantes a esta época que vivimos.

Y quien dice cooperativismo dice otras maneras de organizarse colaborativamente.

La formación de Estelar no va a ser un curso al uso en plan “ingresa seis cifras en tres meses”, va a ser una formación para sentar los cimientos de proyectos de impacto social y medioambiental.

Proyectos que aunque los lances en solitario y tengan tu visión, te puedas organizar para no lanzarlos sola. Porque no es lo mismo emprender en solitario que emprender sola.

En Estelar van a estar las personas que te acompañarán en ese paso que quieres dar para emprender con impacto.

En unos 10 días abrimos matrícula. Las plazas son limitadas porque es una formación en grupo pequeño, con mucho acompañamiento. Costará solo 250 euros, la mitad de lo que costará la segunda promoción. Queremos ayudar ahora a las valientes que se atrevan a dar ese paso hacia una nueva manera de emprender o los que queráis desatacar vuestros negocios. Podéis escribirnos a hola@estelar.org y os daremos más información.

Ya tenemos 30 reservas y el grupo se cerrará cuando lleguemos a 125 alumnos.

Ahora es el momento de dar ese paso que llevas tiempo queriendo dar. Si no es ahora, ¿cuándo? Si no somos nosotros, ¿quién?

 

Cristina Camarena.

estelar

Dime cuánto cambias y te diré cuanto avanzas. Este es un refrán a la antigua usanza que me acabo de inventar inspirado en la cita que comparto.

Porque cambiar no es dejar de ser una misma, sino avanzar, crecer, progresar.

Siendo quién eres pero hacia adelante.

Podemos cambiar de manera forzada, como ha ocurrido durante esta crisis, en la que no hemos tenido más remedio que recluirnos en casa por fuerza mayor. Comentaba Elizabeth Gilbert, lo contradictorio que es el ser humano que por una parte tiene un gran miedo y reticencia a cambiar y sin embargo tiene un gran poder de adaptación y en condiciones de necesidad cambia rápidamente.

Pero también podemos cambiar porque lo elegimos, poniéndole intención.

Este cambio cuesta más, porque nadie nos obliga a hacerlo. Comporta dar un paso, y luego otro, y luego otro, y no desfallecer.

La fuerza de voluntad no funciona, los propósitos que nos hacemos pronto pierden fuelle.

Tampoco la pasión. Cuántas cosas hay que nos apasionan pero no conseguimos comprometernos del todo con ellas.

Últimamente he leído a varios autores proponiendo que el cambio se produce con los hábitos. Tomando baby steps, pequeños pasos y convirtiéndolos en hábitos de manera que acabamos integrándolos sin darnos cuenta, y sin abandonar.

Otros autores hablan de la curiosidad. Mete el hocico en aquellas cosas que de alguna manera te hacen vibrar y poco a poco, con la fuerza de convertirlo en hábito, acabará dibujándose tu camino.

Lo que sí que nos tiene que apasionar, y por lo que si que necesitamos fuerza de voluntad es por el hecho mismo de cambiar.

Eso es en mi humilde opinión lo que hay que abrazar, el cambio en sí. Querer cambiar, no necesitamos nada más.

Como dice la cita, cada nivel de tu vida demandará un nuevo tú. A mi me apasiona esa idea de crecimiento, de aprendizaje, de cambio. Sea con baby steps o con retos que me sean difíciles y duelan.

En unas semanas abriremos la matrícula de la formación de Estelar, una formación que no es un curso al uso. Va a ser una formación estilo workshop con una membresía de 6 meses para formar parte de la comunidad, para aprender haciendo y hacerlo en compañía.

Y sí, serán baby steps, para que la formación se convierta en un hábito y que el día menos pensado os reconozcáis como un nuevo tú y de repente con esas suma de pequeños hitos tendréis un gran cambio, el que os lleve a vuestro nuevo vosotros.

Porque en estos momentos esto es lo que más va a demandar tu vida, ese paso intencional que te haga crecer, a ti y a tu trabajo.

Podéis enviar un email a hola@estelar.org y os daremos más información de la formación y la podréis pre-reservar para ser los primeros en matricularos, las plazas serán muy limitadas para que sea un formación en grupo pequeño y tengáis la atención necesaria para haceros esa hoja de ruta que ahora necesitáis para llevar vuestro trabajo al siguiente nivel, a ese nivel que demanda un nuevo tú.

 

 

Cristina Camarena.

 

“Estamos forzados a abandonar la economía estilo rueda de hamster del viejo mundo e iniciar una nueva manera de estar donde podemos soñar y crear”.
-Berry Liberman-

Estos días leo mucho a mis referentes, son como mis salvavidas en tiempos de incertidumbre y angustia.

Uno de ellos es la revista Dumbo Feather, una maravillosa revista australiana a la que estoy suscrita. Esta revista entrevista a las personas que más están haciendo en estos momentos para cambiar el paradigma actual. Las personas que abren camino para los demás.

En esta época tan extraña ato cabos más que nunca y veo con claridad hacia dónde dirigir mis pasos.

Ya lo tenía bastante claro cuando hace un año enfoqué la editorial al retorno social y medioambiental, y empecé a preparar lo que ahora es ESTELAR la plataforma para emprendedores/as que colaboran para mejorar el mundo.

Berry Liberman es la editora de Dumbo Feather. Esta cita que veis fue una frase que dijo hace poco en una conversación online con sus lectores en la que hablaron de este momento que vivimos.

Estos días también escucho bastantes podcasts, algunos para recomendar acciones en el corto plazo, para las pequeñas (y grandes) empresas, porque está claro que hay que achicar el agua del barco que naufraga.

En la mayoría de las conversaciones se dibujan dos escenarios, que seguramente ocurrirán en paralelo cuando empiece de nuevo la actividad económica.

El primero será el de “sálvese quién pueda”. Vamos a vivir una época en la que el corto plazo será de una estrategia comercial agresiva con rebaja de precios masiva, para poder recapitalizar las empresas de manera rápida y sacar stocks. El segundo será el del largo plazo. Muchas empresas empezarán a hacer cambios profundos para preparar sus negocios para la nueva era. Cambiará la conversación, cambiarán los modelos de negocio y sobre todo se abrirá un gran espacio para soñar y crear.

En ESTELAR lógicamente pondremos en marcha la formación en breve, y lo haremos con una promoción que supondrá para los primeros alumnos un gran descuento, porque es momento de hacer eso, pero en el corazón de nuestro modelo de negocio está el segundo escenario: soñar y crear.

Y sobre  todo hacerlo CON vosotras, en esta plataforma de formación que llega en el momento adecuado, porque es hora de construir esta comunidad de pequeñas empresas que colaboran y miran al largo plazo, sin descuidar el corto.

En dos semanas aproximadamente abriremos la matrícula para el programa de formación ESTELAR de 6 meses, ya tenemos bastantes reservas y las plazas son limitadas. Podéis enviar un e-mail a hola@estelar.org y os contaremos más.

No vamos a descuidar ni el corto plazo ni el largo. En el corto es momento de dar pasos decididos para abrir la puerta hacia el largo. Espero que lo hagáis con nosotros.

Vamos a hacer todo lo posible para fortalecer nuestra empresa y ayudaros a fortalecer la vuestra o guiaros para lanzarla si aún no habéis emprendido.

Por cierto, en el largo plazo habrá un 80% de la población autoempleada. Es momento también de abrir esa puerta y empezar a co-crear y co-soñar.

 

Cristina Camarena.

En el maravilloso proyecto “Boulder Centre of Resilience” definen RESILIENCIA así:

“La resiliencia es moverse hacia adelante en vez de mirar hacia el pasado. Realmente es moverse hacia adelante juntos”. Prudence Carter

“Para mi…de lo que se trata en realidad es de construir relaciones y compartir recursos”. Nancy Edelstein.

“La resiliencia es la capacidad de responder de manera efectiva a los desastres”. Garry Sanfaçon

Hacer contactos antes de que los necesites”. Virginia Schultz

El concepto de resiliencia nació el siglo pasado para referirse a la capacidad de adaptarse a un golpe tremendo, o la capacidad de soportar circunstancias negativas y salir incluso reforzado.

La respuesta a fenómenos naturales, a los efectos del cambio climático, a luchas políticas y sociales, a las necesidades no satisfechas de las comunidades.

Y en el caso presente, a la crisis que estamos pasando.

Estelar va de esto, entre muchas otras cosas.

Va de juntarse para ser más fuertes, en pocas palabras.

Podemos ver el mundo como una batalla individual para seguir adelante, o bien como un montón de recursos y abundancia que pueden sumar en vez de restar.

Es una mirada nueva, es mirar el mundo a través de otro prisma.

El prisma del aprendizaje mutuo, la flexibilidad para poder adaptarse rápido, la unión de muchos para hacer cosas más grandes y con impacto.

En Estelar queremos facilitar la creación de proyectos resilientes.

Cooperativas de microempresas, por ejemplo, para que una pueda tener su proyecto unipersonal como hasta ahora pero bajo un paraguas que cobija a otras personas y se nutre de todas ellas.

Y esto es solo un ejemplo. Si os apetece, anotaos a nuestra newsletter aquí para recibir de manera continuada y frecuente muchos más ejemplos y las fechas en las que abriremos las puertas para formar parte de la comunidad.

Un abrazo,

Cristina Camarena.

En cuanto podáis ved MAÑANA, un documental que os llenará de energía y entusiasmo y del que hablaremos mucho en Estelar.

Lo recomendaré a toda persona que quiera un mañana mejor y un mundo en el que otra manera de hacer las cosas es posible.

Lo podéis ver en Filmin, por solo 1.95 euros, y no, no somos patrocinadores de Filmin, pero hay que compartir las cosas que valen la pena.

Aquí os dejamos el enlace para verlo 🙂

Documental “Mañana”

 

Cristina Camarena.

Se habla mucho de volver a la normalidad, pero yo diría que la frase más adecuada sería “caminar hacia la normalidad”, no volver. No queremos volver al mundo que teníamos antes, queremos otro.

Como dice la gran Naomi Klein en un artículo reciente “La normalidad no es un lugar al que podamos volver: es un lugar que tenemos que construir juntos y un lugar por el que tenemos que luchar”. Naomi argumenta en esta entrevista que la normalidad tal y como vivíamos antes es una gran crisis, y ahora encima un gran caldo de cultivo para recortar aún más cosas.
El escenario pesimista que dibuja también se tiñe con optimismo “La buena noticia es que estamos en una mejor posición que en 2008 y 2009. Hemos trabajado mucho en los movimientos sociales durante estos años para crear plataformas de personas”.

Esas plataformas de personas han de seguir proliferando, y en eso estamos en ESTELAR, porque este país necesita plataformas de emprendedores/as, los eternos olvidados, y si encima somos emprendedores/as sociales mejor que mejor. Mejoraremos nuestras empresas, mejorando la vida de las personas y el planeta.

Como os comenté a muchas de vosotras en nuestra primera quedada virtual, nuestros esfuerzos ahora, aparte de achicar el agua del barco que se nos hunde es construir un nuevo barco, y este nuevo barco ha de construirse colaborativamente.

Porque solas no podemos con todo, ni deberíamos poder con todo, también está en juego nuestra salud, tanto mental como física, nuestro buen humor, nuestra energía y entusiasmo, y el sentido que queramos darle a nuestra vida en este nuevo camino que estamos empezando a andar ya hacia un lugar que no es la antigua normalidad.

 

 

 

Nuestros sueños pueden realizarse en solitario, pero no solas, acompañadas de un equipo, sea un equipo fijo o uno que colabora puntualmente.

Este mes vamos a abrir una membresía en ESTELAR, nuestro primer espacio para quien se quiera unir a esta comunidad. Será un espacio de pago, pero estamos barajando un precio muy asequible para todo el valor que vais a recibir.

Serán 6 meses de membresía que incluirán pertenecer a la comunidad, un foro de ayuda para conectar, aprender las unas de las otras, y colaborar, varios cursos cortos a elegir entre todos los cursos que haremos a lo largo de esos seis meses, una masterclass al mes, y cosas más intangibles, como ser el primer grupo que saldrá a los 6 meses con un proyecto o varios en el bolsillo, con unas habilidades nuevas, desaprendiendo y reaprendiendo lo que ahora necesitamos y una energía y entusiasmo renovado fruto de no estar sola ante el peligro, sino parte de algo más grande.

Una comunidad que colabora para mejorar las cosas y que ayuda a alejar la fragilidad en la que nos solemos encontrar. Los 6 meses y todo lo que incluyen costarán 250 euros, la mitad de los que costarán en 2021.

En nuestra newsletter además, vamos a ir publicando cada vez más contenido, también entrevistas con proyectos que nos gustan y son interesantes, también proyectos vuestros que iremos promocionando y diseminando. La newsletter será un instrumento al que sacarle mucho jugo.

A mediados de mes vamos a abrir la membresía, pero si os apetece, podéis enviar un email a hola@estelar.org y os la reservamos ya, las plazas son limitadas porque queremos atenderos a todas como hace falta para que le saquéis también todo el jugo.

Gracias de nuevo por venir el otro día a la primera quedada virtual, las que no la hayáis visto la podéis ver AQUÍ.

Seguiremos haciendo charlas de estas gratuitas también, la semana que viene os anunciaremos la próxima.

Un abrazo enorme,

Cristina Camarena.

Cualquier persona tiene en realidad un trabajo creativo, porque la creatividad no es solo dibujar, escribir, crear música, fotografiar sino imaginar, hacerse preguntas, crear nuevos modelos.

Por tanto todas somos creativas y podemos serlo aún más quizás no el sentido clásico de la palabra, sino en otro sentido. Más en el que comenta Seth Godin en su libro: “Linchpin”.

Un artista es alguien que da un paso, que idea e imagina, que no se conforma y no piensa que las cosas no pueden cambiar, que hace el trabajo emocional difícil de ponerse en situaciones desconocidas, proyectos que pueden funcionar o no, personas que desarrollan sus habilidades para encontrar soluciones a los problemas.

El proyecto “Transition Towns” está lleno de gente creativa, de artistas. Todas personas de a pie. En este proyecto se juntaron una comunidad de personas en la ciudad inglesa de Totnes y empezaron a hacerse preguntas del tipo ¿Te imaginas?, y a partir de ahí empezaron a nacer proyectos. La gente empezó a plantar árboles frutales en espacios públicos, a plantar verduras en la estación de tren, conectó a vecinos que querían atender huertos con vecinos que tenían jardín pero no lo estaban usando, hicieron un crowdfunding para comprar un molino, el primer molino en la ciudad de Totnes desde hacía más de 100 años y empezaron a moler granos autóctonos, organizaron un festival de comida que celebraba la comida que habían conseguido sembrar en Totnes.

Cuando los organizadores preguntaron a los participantes cuál era la parte que les gustaba más de ser parte del proyecto no decían que era el tema de solucionar el tema medioambiental, sino el sentimiento de pertenencia a una comunidad, la conexión con la gente. Sentirse parte de algo, o la historia de cambio que empezaba a nacer.

Una re-imaginación colectiva de lo que el futuro podía ser. La gente empezaba a contarse una historia distinta acerca de ellos mismos.

Y en el proceso, su sentido colectivo de lo que era posible empezó a cambiar.

Descubrieron que si suficiente gente se juntaba podían crear una historia diferente con experiencias colectivas de gente tratando de mejorar las cosas en la comunidad.

La belleza de “Transition” es que es un experimento. Nadie empezó con un guion en la mano.

En Totnes lo que quisieron hacer es encender una chispa en algo que desatascara el espíritu creativo, un nuevo sentimiento de posibilidad, una manera nueva y fresca de pensar en el futuro sin pensar que podría diseminarse a otros sitios. Pero sí que se diseminó.

Ahora el movimiento “Transition” existe en 50 paises. Cada grupo es diferente y emerge del espíritu y cultura de cada sitio.

Nuestro sector creativo puede ser más creativo, si aplica esta otra manera de ser artista, así de simple y así de complicado.

Todo lo importante es simple y complicado a la vez

El martes 31 de marzo nos juntaremos a las 18.00h en una reunión virtual llamada LABORATORIO DE LA IMAGINACIÓN. Nos vemos, tengo muchas ganas de compartir todo lo que he trabajado estos días para que vosotras os podáis unir a mi trabajo y avanzar juntas.

Cristina Camarena.


Ya tengo fecha para la reunión virtual de la que os he estado hablando estos días, será el martes 31 de marzo. Gratuito.

Ya somos casi 500 personas dispuestas a construir esta comunidad de personas que queremos reimaginar nuestros negocios, y enfocarlos de otra manera.

Como dice John Dewey, la imaginación podría definirse como la habilidad de ver las cosas como si pudieran ser de otra manera.

Mi idea con Estelar, además de la formación que haremos más adelante es que esta plataforma facilite la construcción de una comunidad de personas que conectan, colaboran e imaginan.

Porque esa nueva mirada imaginativa pasa por fundar negocios que dejan atrás los defectos que arrastramos como pequeños emprendedores desde hace años, problemas que se dan en gran medida por ir en solitario.

Con Estelar quiero ser lo que siempre he querido, solucionadora de problemas, facilitadora de cambio, imaginadora de nuevos negocios.

Este virus nos ha dicho: viéndoos cada día, trabajando en el mismo sitio, pudiendo colaborar codo a codo y sin restricciones no habéis sido capaces de cambiar el sistema. Os voy a quitar todas esas facilidades a ver si con mil limitaciones sois capaces de darle la vuelta al tema y re-inventar las escuelas, el comercio, las relaciones personales, la colaboración, las empresas, el medio ambiente…

A veces no somos imaginativas y creativas hasta que no necesitamos serlo.

Cristina Camarena